--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



for these times

A veces nos asalta una duda egoista...


"(...) cuando esos diferentes alcancen el poder y construyan un mundo diferente, ¿serán tan diferentes como para dejar que sigamos siendo diferentes de ellos?" ((H. Caligaris))

...................................................................................................................

jueves, 8 de enero de 2009

NEORREVISIONISMO HISTÓRICO en la CONQUISTA del DESIERTO, maniqueismo bien nuestro (arg)

¿por qué nos sentimos a veces tan tentados a aceptar relatos novelados en los que los derrotados o "los de abajo" aparecen como buenos e inocentes por el solo hecho de estar abajo y los poderosos son intrínsecamente malos por la única circunstancia, precisamente, de haber sido poderosos?

Esta pregunta la hago a partir de un debate muy interesante q se dio en el blog Relato del Presente, en el que, sin mayores intenciones del autor del blog, los comentaristas nos centramos en la Conquista del Desierto.

Al caso, todo ello significó para mí un excelente motivo para reflexionar sobre cierto maniqueísmo en la divulgación de nuestra historia, que se expresa de muchas formas: una de ellas es la reciente obsesión de algunos intelectuales e investigadores sociales por construirle a nuestro país un pasado "originario" del que carece.


Ya que el asunto no puede dejar de lado a Julio Argentino Roca, ello supone un más exaltado todavía maniqueísmo, ese mismo con que algunos divulgadores relatan la historia nacional.
Así tenemos la historia argentina protagonizada por "buenos" y "malos".

Los "buenos" serían la expresión del pueblo resistente, en general derrotado pero a veces victorioso y vuelto a derrotar por las fuerzas del "mal", el poder oligárquico de los ricos y poderosos amigos de los imperios que se empecinan en destruir a la joven Argentina, popular y plebeya.

¿Qué tal?

Pareciera como necesario convencer a la sociedad de que las cosas dependen de la "bondad" o la "maldad" de los personajes. Pero convengamos q la historia la hacen los seres humanos, imperfectos, egoístas.

Simplificar en Roca a un "genocida" es una falta de respeto a nuestra historia y a nuestra inteligencia, como también lo es calificarlo de "prohombre".

8 comentarios:

  1. Fue buenísima tu intervención, Jale. Había leido algo en "Relato...". A los neuquinos el tema nos toca muy de cerca, y más ahora. ¿No te pasa que te da la sensación de que hace unos 15 o 20 años había más integración que ahora? Igual, creo que contribuye el hecho de que acá en Neuquén hay mucho "fan del indigenismo", supuestos intelectuales que contribuyen a la situación de resentimiento y segregación que vos describís.

    ResponderEliminar
  2. Ah, querida Amiga, en todas las épocas el hombre se ha sentido tentado a re-escribir la historia desde su propia perspectiva.
    (Y convengamos, algunas veces lo hizo con éxito)

    Por eso son tan importantes las charlas, incluso los debates para tratar los hechos y personajes pasados. Como bien apuntás, no debemos olvidar que los protagonistas fueron seres humanos, con virtudes y miserias.

    Las simplificaciones, bien, mal, son pésimas recetas para tratar la historia, una suerte de "hemiplegia moral" (usando las palabras de Ortega y Gasset)y para acercarnos lo más posible a la verdad, si acaso es nuestra intención, es necesario despojarnos de prejuicios.

    Excelente Entrada, un placer leerte!

    Mi Abrazote para Vos!

    ResponderEliminar
  3. Lariten: tal cual!! en Neuquén la situación está bastante complicada... justamente está lo q vos bien llamás "fan del indigenismo"... una suerte de peste colectiva q contamina todo. Una lástima, más aún en tanto y en cuanto contribuyen a q la sociedad se polarice cada vez más, a q se tolere la violencia de algunos "victimas", etc., en fin: resentimiento y segregación. Besoss!!

    Susana: es genial tu aporte!, gracias por traerme a Ortega y Gasset a la mente... es muy enriquecedor. Y sí, para conocer la verdad es necesario despojarnos de prejuicios, no hay vuelta q darle! Te dejo otro gran abrazo a vos! nos estamos leyendo!

    ResponderEliminar
  4. Mira nena estas poniendo en palabras algo que siempre pense. esta maldita ilusión que nos inculcan en creer en el llanero solitario me saca. Como si todos no fueramos un poco batman y wasones. al final el yin yan fue solo un adornito de los noventa pero que sabios esos puntos blancos y negros que nos recuerdan la palestra de los grises que hay en cada uno de nosostros.
    Un hallazgo nena.
    Te sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  5. CAS: excelentes metáforas amiga! Bienvenida!

    ResponderEliminar
  6. Tocas un tema que conozco poco, me servirá para profundizar en él y estar más documentado, gracias por la oportunidad que me brindas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Buen blog : ) Me hago seguidora y lo agrego a mi lista de blogs.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Leyendo tu post me acuerdo de los relatos de las diversas revoluciones del mundo, donde ricos, caciques, terratenientes, fueron exterminados por el único delito de tener más dinero que los otros.
    A mí me molesta eso, ni los ricos son malos, ni los pobres son buenos. En esta vida, la maldad y la bondad dependen de los hechos, no de la riqueza que se tenga.
    Por supuesto que desde mi punto de vista, la riqueza debería estar en manos de quien trabaja por ella, de quien se la gana con su esfuerzo. Porque tampoco me parece que un pobre tenga derecho a exigir que se le de dinero solo con parar su mano, solo porque es pobre. Ni tampoco a un rico se le tenga que quitar lo que con su esfuerzo ha logrado.

    Saludos. Hilda

    ResponderEliminar

La opinión pública es más auténtica que la opinión publicada, NO HAY INTERMEDIARIOS

National Geographic POD