--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



for these times

A veces nos asalta una duda egoista...


"(...) cuando esos diferentes alcancen el poder y construyan un mundo diferente, ¿serán tan diferentes como para dejar que sigamos siendo diferentes de ellos?" ((H. Caligaris))

...................................................................................................................

sábado, 24 de enero de 2009

La esencial intolerancia del PENSAMIENTO POLÍTICAMENTE CORRECTO

a continuación les paso un estracto que hice de una entrevista interesantísima a Vladimir Volkoff, por Marc Vittelio[traducción de Damián Verde]

—¿Cuál es su definición de lo "políticamente correcto"?—Lo políticamente correcto tal y como lo conocemos en la actualidad representa la entropía del pensamiento político. Como tal, es de imposible definición puesto que carece de un verdadero contenido. Su fundamento básico es aquello del "todo vale".
En él encontramos restos de un cristianismo degradado, de un socialismo reivindicativo, de un economicismo marxista, y de un freudismo en permanente rebelión contra la moral del yo. Si comparamos el hundimiento del comunismo con una explosión atómica, diríamos que lo políticamente correcto constituye la nube radioactiva que sigue a la hecatombe.
—¿En qué consiste lo "políticamente correcto"?—Lo políticamente correcto consiste en la observación de la sociedad y la historia en términos maniqueos. Lo políticamente correcto representa el bien y lo políticamente incorrecto representa el mal. El summun del bien consiste en buscar en las opciones y la tolerancia en los demás, a menos que las opciones del otro no sean políticamente incorrectas; el summum del mal se encuentra en los datos que precederían a la opción, ya sean éstos de carácter étnico, histórico, social, moral e incluso sexual, e incluso en los avatares humanos.
Lo políticamente correcto no atiende a igualdad de oportunidades alguna en el punto de partida, sino al igualitarismo en los resultados en el punto de llegada.
—¿Quién lo inventó?—Nadie ha inventado lo políticamente correcto: nace como consecuencia de la decadencia del espíritu crítico de la identidad colectiva, ya sea esta social, nacional, religiosa o étnica.
—¿Quién lo practica?—
Lo políticamente correcto es de uso común entre los intelectuales desarraigados, pero como es contagioso, es normal que otras personas estén contaminadas sin que por ello sean conscientes de ello.
—¿Cómo podemos desintoxicarnos?—La desintoxicación es difícil, en la medida en que vivimos en un mundo en el que los media (y la palabra media es, en sí, un barbarismo políticamente correcto) han adquirido una importancia desmesurada y son precisamente éstos los encargados del contagio masivo. El primer remedio consiste en tomar conciencia de que lo políticamente correcto existe y que circula sobre todo a través de nuestro vocabulario. El segundo, sería tomar conciencia de que el "yo" forma parte de un "nosotros" y de que ese "nosotros" debe proteger al "yo" contra el "se dice..." políticamente correcto. El tercer remedio consiste en poner en práctica la conciencia de renuncia a toda terminología políticamente correcta y a las ideologías sobre las que se apoya. Por ejemplo, hay que decir "aborto" en lugar de "interrupción del embarazo", "sordo" en lugar de "deficiente auditivo", "vejez" en lugar de "tercera edad", "sinvergüenza" en lugar de "inadaptado". Un "docente" nunca llegará a ser un "maestro".
—¿Cuáles son los estragos producidos por lo "políticamente correcto"?—Consisten fundamentalmente en confundir el bien y el mal, bajo el pretexto de que todo es materia opinable.
Aparte de la nación, ¿cuáles son los blancos predilectos de lo "políticamente correcto"?—Los blancos predilectos son la familia, las tradiciones y, sobre todo, la creencia en ello, puesto que
para lo políticamente correcto solo hay una verdad y lo demás es falso.
—¿Cómo detectar a una persona "políticamente correcta"?—
Una persona políticamente correcta se considera a sí misma tolerante, pero no practica la tolerancia...
—¿Cómo evitar la contaminación?—Es verdad que lo políticamente correcto nos acecha y se presenta siempre con argumentos inocentes y de fácil asimilación. Se trata de rechazar su inocencia y repudiar esa facilidad de asimilación. Es necesario, asimismo, prevenirse contra el mimetismo de hablar como los demás. Repito aún a riesgo de parecer pesado, el vocabulario políticamente correcto es el principal vehículo de contagio. En cualquier caso, hay que afirmar que lo políticamente correcto es una fe débil y que, como tal, no resiste a una enérgica aplicación del espíritu crítico. No hay que ser sumisos a los sentimientos y opiniones generalizados: el espíritu contradictorio más obtuso vale siempre más que la aceptación liberal del pasto mediático.
Según ud., ¿cuáles pueden ser las consecuencias a corto y medio plazo del triunfo de lo "políticamente correcto"?—Lo políticamente correcto prepara el terreno de forma ideal para las operaciones de desinformación y para la expansión de la mundialización. Cuando todo el mundo crea que las verdades pueden ser objetos de truque, de que no existen ni verdades ni mentiras, el mundo estará preparado para recibir la misma propaganda, de participar de la misma pseudo-opinión pública fabricada para consumo universal. Y esta pseudo-opinión pública aceptará cualquier acción, incluidas las más brutales que indefectiblemente irán en beneficio de los manipuladores.

8 comentarios:

  1. Hola Jale !! inauguro mis visitas a tu espacio. Como es obvio apoyo a todo aquel que de una u otra forma defienda a los animales.
    El único problema que encuentro es que se me hace difícil la lectura, la tipografía de tu blog es difícil para quienes no tenemos una vista de lince.
    Te dejo un saludo y cuando encuentre mis anteojos prometo volver.

    ResponderEliminar
  2. excelente post Jale, gracias por compartirlo. Conozco muchos de esas personas políticamente correctas, hago todo lo posible para que no se me contagie!! saludos cariñosos. Hilda

    ResponderEliminar
  3. Saludos desde España.

    Encontré tu blog a través de un comentario tuyo en; La voz Liberal.

    Éste post refleja muy bien una situación (sobre todo en política) que es apabullante. El buenismo que se gasta en política (sobre todo por parte de la izquierda) es cada vez más fascistoide. Y te lo digo por que aquí en España lo sabemos bien, ya lo apuntabas bien en tu post sobre Pilar Rahola.

    Secundo la opinión de Thegorila sobre la tipografía de tu blog, sin ánimo de ofender claro.

    ResponderEliminar
  4. En España se trata de imbuir ese 'espíritu' en la asignatura Educación para la Ciudadanía, ante la cual han objetado miles de padres por la vía judicial y saliendo adelante en sus litigios. Sus defensores tachan de fascistas o 'fachas' a los que desean educar a sus hijos fuera de ella.

    P.D. No conozco a este señor Volkoff, pero qué duda cabe de que es un auténtico 'crack'.

    ResponderEliminar
  5. Thegorila: bienvenido seas!!,, ya verás cambios en la tipografía del blog, no sos ni el primero ni el único blogger q pasa por aquí y me manifiesta su necesidad de ojos de lince para poder apreciar de modo alguno mis palabras. Así que tus palabras funcionan de acicate para un cambio ya anunciado. Nos estamos leyendo! ¿de dónde viniste?

    Hilda: realmente publiqué esta entrevista porq expresa con palabras claras esto de lo q es "políticamente correcto", una peste que pulula en nuestras sociedades... muy contagiosa, sí sra! besos!

    Pon!: por lo de la fuente de mi blog, no me ofende, claro que no!, la respuesta que le dí a Thegorila creo q es la apropiada. Pronto verán cambios de tipografía ;) ¡gracias por tu comentario!... parece q esta peste de lo "políticamente correcto" no es un fenómeno exclusivo de ninguna parte del mundo, sino que por el contrario, nos parasita a todos!

    J.F.Sebastian: Bienvenido! he leído un poco acerca de esa asignatura "Educación para la ciudadanía" y las protestas por vía judicial de algunos padres. Es todo un tema, pero es genial que reluzca y que se presente el debate. Lo políticamente correcto más de una vez es bien silencioso, y así penetra en todos los ámbitos sin que siquiera nos percatemos. Decir que nunca falta algo de esa izquierda gritona y agresiva que encontrándose superada por las circunstancias patalea e insulta quedando en evidencia, tratando de rotular y encasillar todo.. obviamente adueñandose de la verdad, el mejor ejemplo es el despilfarro de la palabra fascismo en manos de estos imberbes..

    A todos: gracias por sus comentarios! Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Ahora síí !! clarísimo !! y buen post, muy interesante.Hablando del tema...fijese que yo soy una bestia políticamente incorrecta ya que me atrevo a ser gorila y hembra...cuando todos dan por supuesto que solo existen gorilas machos.
    Un saludo ( el blog quedó perfecto )

    ResponderEliminar
  7. Hoy te descubrí gracias a esa mona gigante que anda por los blogs!
    Muy bueno el tuyo.
    Adhiero a lo de "opinion pública"; por lo demás: "Clarín miente!"; o no Moyanito?
    Feliz martes!

    ResponderEliminar
  8. Políticamente Correcto siempre me sonó a comodidad, complicidad, falta de compromiso, de ideales y de voluntad de decir lo que se cree.

    ResponderEliminar

La opinión pública es más auténtica que la opinión publicada, NO HAY INTERMEDIARIOS

National Geographic POD